El vandalismo costó a la ciudad 229.000 euros el pasado año

El vandalismo costó a la ciudad 229.000 euros el pasado año El Ayuntamiento invirtió esta cantidad en reparar los daños ocasionados al mobiliario urbano · Las mayores partidas se las llevaron el borrado de pintadas o los arreglos en las zonas de juegos infantiles Noticia publicada en el Diario de Cádiz | 21.02.2012

Da igual un banco que una mampara que una papelera. Y lo mismo es que sea por una broma, por un sentimiento de tristeza o por un enfado. El vandalismo no entiende de momentos y circunstancias. Pero los elementos del mobiliario urbano o las fachadas de la ciudad son los que padecen estos actos incívicos que el pasado año supusieron un gasto para las arcas municipales de nada menos que 229.000 euros. Una cantidad económica demasiado abultada a la que el Ayuntamiento tiene que hacer frente para reponer continuamente todo aquello que a los vándalos se les antoja atacar. De esta cifra final gastada a lo largo de 2011, las mayores partidas se las lleva el borrado de pintadas en las fachadas, la reparación de bancos y los arreglos en las zonas de juegos infantiles.

En eliminar pintadas se ha gastado el Ayuntamiento 143.768,63 euros. Y es que se han localizado 1.700 pintadas en la ciudad a lo largo del año -mil de ellas en los últimos seis meses-. En los materiales necesarios para eliminar estas pintadas (pintura, brochas, tintes, aguarrás,…) se ha gastado el Consistorio 8.125 euros, a lo que se suma el pago a los trabajadores contratados para mantenimiento a dedicación parcial (de dos a cuatro, según los meses, junto a otros dos empleados del Ayuntamiento), que ascendió el pasado año hasta los 135.643,63 euros. En este aspecto, se puede establecer hasta un ranking de zonas más afectadas. En extramuros serían la plaza de San José, la zona de Los Balbo, la Plaza de Carlos Díaz, Loreto y el Parque de Varela. Y en el casco histórico, Sacramento, Corneta Soto Guerrero, Columela, Compañía, Mina y el espacio de Entrecatedrales.

La reparación de bancos es otra de las acciones más costosas a cuentas del vandalismo. Reparar un banco de madera que haya sido atacado supone una media de 60 euros. Y si se tiene en cuenta que al mes se reparan de media unos 41 bancos, la cifra final es de más de 29.000 euros. Por otro lado, están los arreglos de bancos de hormigón, mármol y función, donde se gastó 8.200 euros en 2011. Y mención aparte merecen los de la plaza de Mina, todo un atractivo para los vándalos y que costaron al Ayuntamiento 3.115 euros en 2011.

Los juegos infantiles son otro elemento que necesitan de constantes reparaciones y de un gasto total en 2011 de 20.224,81 euros. Una parte importante de esta cuantía se la lleva la reparación del suelo de caucho (casi 6.000 euros).

Y también es destacable el gasto que supone las mamparas acristaladas del botellódromo de la Punta de San Felipe. La continua rotura de las mismas supuso el pasado año un desembolso de 23.582 euros para un espacio que todavía espera el equipamiento completo que en su día anunció el Ayuntamiento.

¿Y qué decir de los hitos u horquillas que se colocan en las aceras para impedir el acceso de los vehículos? ¿Es normal que se tuvieran que reponer 104 unidades en 2011?

Por eso, el edil de Mantenimiento Urbano, Vicente Sánchez, insiste en la necesidad de la colaboración ciudadana “para hacer frente a este tipo de acciones que dañan un equipamiento que es de toda la ciudad” y que supone un gasto que en estos tiempos de crisis “es doble”.

Anuncios